Daesh y sus reclutas europeos

Si tan sólo los políticos y la prensa tuviesen un enfoque apenas más académico, viviríamos mucho mejor.

A fines de abril de 2014, el Ministerio del Interior francés creó un número verde destinado a alertar sobre signos de radicalización islamista de cualquier persona. Seis meses más tarde, el Comité interministerial de prevención de la delincuencia (CIPD) hizo públicas algunas estadísticas sobre 625 señalamientos pertinentes y confirmados: